Saint-Emilion, un precioso pueblo en el corazón de Burdeos

A sólo 35 km de Burdeos, hay un pequeño pueblo medieval que se llama Saint-Emilion. Es una de esos pueblos maravillosos, que sólo se encuentran en la vieja Europa. Transmite tradición e historia en cada una de sus esquinas. Saint-Emilion es además uno de los pueblos de mayor renombre, en una de las regiones vitivinícola más famosas del mundo.

Todo el pueblo es un conjunto monumental, construido a base de la roca autóctona calcárea, que le proporciona un color ocre y un aspecto acogedor y antiguo. Sus calles estrechas y escarpadas te trasladan a otra época. Suelos empedrados, techos de teja, pequeños jardines. Nada desentona. No en vano es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, por conservar intacto un paisaje vitivinícola histórico. Y es que allí se hace vino desde la época romana, y hoy día es para y por lo que viven sus 2.000 habitantes.

Bodegas y tiendas de vino hay a decenas, salpicando todo el pueblo, y la pasión y cariño con la que hablan de sus vinos es enorme. Además es habitual que te dejen probar diferentes tipos, mientras te explican sus peculiaridades. Son buenos vendedores.

Entre sus calles encontraremos la iglesia monolítica de Saint-Emilion, una impresionante obra escavada en la roca. Sorprende por la amplitud de sus naves y la perfección de su geometría. Bóvedas, pilares, relieves, todo ganado a la roca. Y sobre esto un esbelto campanario. Es una verdadera catedral subterránea. La obra de este tipo más vasta de Europa.

Saint-Emilion está rodeada de hectáreas de viñedos. Más de 800 productores y 103 Châtaux, que pueden visitarse, para conocer en profundidad sus peculiaridades y forma de hacer el vino. Algunos de ellos son extraordinarias propiedades (listado de las más bonitas aquí). La uva principal es la merlot, seguida de cabernet franc, y en menor proporción, en algunos châteaux también cabernet suavignon. Los vinos de Saint-Emilion, suelen caracterizarse por la profundidad que le otorga el merlot (a mi me gusta mucho), aunque la variedad de matices es amplia entre las diferentes bodegas.

Saint-Emilion cuenta con una antigua cofradía, la Jurade, organización que se encarga de promover el prestigio de sus vinos y catalogarlos. Existen dos denominaciones: Saint-Émilion y Saint-Émilion Grand Cru. Siendo Grand Cru sólo los más selectos, entre los que además se clasifica según: Grand Cru Classé, 1er Grand Cru Classé B o 1er Grand Cru Classé A. (más sobre los vinos aquí)

Saint-Emilion es un lugar perfecto para escaparse y desconectar unos días. Vivir un lugar auténtico, recorrer sus rincones, sus châteaux, y saborear el culto al vino y la buena gastronomía.

Saint-Émilion
www.saint-emilion-tourisme.com

[Texto y fotos: Carlos Montero]

4 Respuestas a “Saint-Emilion, un precioso pueblo en el corazón de Burdeos

  1. Quiero ir. Como apetece disfrutar de los vinos y del pueblo. Muy buena info para quien como yo quiera ir a pasar unos dias . P.D. El cameo “reflejado’ en el cristal, lo más. Muy moderno 🙂

  2. Yo estuve este verano y coincido 100%!

Gracias por tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s