Archivo de la etiqueta: famosos

Válgame Dios: restaurante, copas y un showroon secreto

Válgame Dios chimenea

El barrio de Chueca es uno de los más animados de Madrid, se ha llenando de restaurantes, cafeterías, tiendas y sitios interesantes. Das una vuelta por sus calles y son muchos los locales que te apetece conocer. Hay muchos negocios con gracia, con ilusión, que tienen cosas que decir. Y lejos de lo que puedan pensar algunos, todo el mundo tiene cabida por allí.

Válgame Dios mesa del fondo

Barra Válgame Dios

Válgame Dios se ha convertido en uno de los restaurantes más de moda de Chueca. Es un lugar polifacético donde los haya, y donde las caras famosas son parte de su atractivo. En el ambiente se nota que es punto de encuentro de artistas, actores y gente conocida en general. Hasta las camareras parecen ser futuras actrices, que están de paso, mientras llega su gran oportunidad. La atmósfera es diferente, cinematográfica, de papel couché.

Sifones en Válgame Dios

El lugar es chulo, con un toque bohemio, muebles vintage, y las paredes repletas de fotos. Es un sitio informal, para ir a comer algo, cenar o simplemente tomar unas copas. Y preparan cócteles. Lo más deseado es su zona de sofás. En Válgame Dios hay movimiento casi todos los días, y no debes sorprendente si se monta un cachondeo.

Restaurante Válgame Dios Chueca

Pero además, hay otra sorpresa, tiene una puerta secreta que lleva a un sótano abovedado, muy bonito. Allí se esconde DBA Stocks, la otra parte del negocio, un showroon de primeras firmas de moda de mujer, Bluemarine, Cavalli, Pucci, Chloé…

Showroon DBA en Valgame Dios

Detrás de Válgame Dios están Beatriz Álvarez, vinculada a la televisión y a la moda desde hace décadas, y Santi Carbones, que entre otras cosas, está casado con la actriz Raquel Meroño. Esto explica muchas cosas, ¿no?

[Texto: Carlos Montero. Fotos: Vanity Fair y Carlos Montero]

Válgame Dios
Calle Augusto Figueroa, 43 (Chueca). Madrid
Tlf.:: 91 701 03 41
Restaurante: lunes a domingo de 12h a 2h30 (cocina de 13h a 1h).
Showroon DBA Stocks: lunes a viernes de 10h a 15h.

La Isla de Ré, un bonito refugio en el Atlántico

Calle empedrada de Saint-Martin-de-Re

Frente a la costa de La Rochelle está la pequeña Isla de Ré, una tierra tranquila de sencillos pueblos marineros, sembrados con bonitas malvas reales. Su superficie llana se reparte entre bosques, viñedos, huertas y muchas salinas, y una decena de pueblos de casas bajas y aspecto austero, pero con encanto. Es un lugar donde refugiarse y vivir más despacio.

Casa con flores en Sainte-Marie-de-Ré

Esta isla, a pesar de que se unió al continente a través de un puente en 1988, con la oposición de los que acudían allí en busca del descanso y la calma -parisinos y famosos de Francia que la convirtieron en uno de sus lugares preferidos-, sigue conservando un aire natural, rústico, sencillo, de sosiego.

Destacan de entre sus poblaciones las de Sainte-Marie-de-Ré, la de Ars-de-Ré y la fortificada de Saint-Martin-de-Ré:

Iglesia Sainte-Marie-de-Ré

Sainte-Marie-de-Ré es un perfecto reflejo de lo que fue la Île de Ré. Casas blancas de arquitectura sencilla y contraventanas de madera pintada, y una bonita iglesia de estilo gótico. Se respira paz, transmite serenidad. Y apenas algún vecino que pasea en bicicleta -muy típico de la isla-. En cada calle, en esquinas y aceras crecen las preciosas malvas reales. Esbeltas y salvajes. Son como joyas que embellecen la isla.

Casa en Sainte-Marie-de-Ré

Callejuela en Sainte-Marie-de-Ré

En Sainte-Marie-de-Ré encontraremos una pequeña tienda de antigüedades llamada Chine en Ré. Entre muchos y variados objetos, vi algunos pequeños tesoros como cubiertos de plata con mango de marfil.

Tienda de antiguedades Sainte-Marie-de-Re Chine de Re

Hay que visitar el pequeño pueblo de Ars-en-Ré, uno de los que más encanto tiene. Es muy característica su iglesia con un campanario de 40 metros pintado de negro y blanco, que servía para que se orientasen los pescadores. En la misma plaza de la iglesia hay una coqueta épicerie-restaurant, llamada La Tour du Senechal, con una terracita de cuatro mesas en la que refrescarse con un zumo natural recién preparado.

Iglesia Ars-en-Ré

Epicerie La Tour du Senechal en Ars-en-Re

Un poco más allá de Ars-en-Re, en el extremo noroeste está la playa más apreciada de la isla, la larga plage de la Conche.

Vista del puerto de Saint-Martin-de-Ré con la iglesia de fondo

Barcos en el puerto de Saint-Martin-de-Ré

Y no podemos olvidar Saint-Martin-de-Ré, el pueblo con más vida. Entorno a su puerto, hay mucho movimiento, terrazas, tiendas, restaurantes, dentro de esta vieja fortificación de forma de estrella. La gente de Ré es gente de viento y de mar, así que son muchos los veleros que se cobijan en este precioso puerto de piedra.

Puerto de Saint-Martin-de-Ré

Paseo puerto de Saint-Martin-de-Ré

Tienda de moda Saint-Martin-de-Ré

Tienda en Saint-Martin-de-Ré

El paseo del puerto y las calles de alrededor son la excepción a la calma del resto de la isla. Una decena de tiendas de moda, otras de decoración y muchos restaurantes, como L’Avant-Port, decorado estilo industrial. Saint-Martin-de-Ré es el sitio ideal para salir y hacer vida social, tomando un vino o una Blanche de Ré, la original cerveza local, mientras disfrutamos del atraque de los veleros. Y también en el puerto está el pequeño hotel Le Corps de Garde,  que tiene un encantador sabor a antiguo, perfecto para alojarse, si nos perdemos unos días en la isla.

Palacete en Saint-Martin-de-Ré

Paseando por las calles de Saint-Martin-de-Ré

Malvas reales en Saint-Martin-de-Ré

Hotel Le Corps de Garde en el puerto de Saint-Martin-de-Ré

Fachada iglesia de Saint-Martin-de-Ré

Casas en Saint-Martin-de-Ré

Calle de Saint-Martin-de-Ré

Callejuela con flores de malva real en Saint-Martin-de-Ré

La Isla de Ré es uno de esos sitios que tienen algo de mágico, en el que nos gustaría refugiarnos de vez en cuando.

[Texto y fotos: Carlos Montero]