Archivo de la etiqueta: pinturas rupestres

Alquézar, un lugar que se detuvo en el tiempo

Iglesia de San Miguel Arcangel de Alquezar

Hay lugares que por la suerte del destino quedan congelados en el tiempo. En algún momento de su historia no llegó la modernización. Sus casas y calles siguieron iguales, y entorno a ellos no surgieron industrias. Alquézar, en Huesca, es uno de esos pueblos que se quedó fuera de las rutas principales y gracias a ello, hoy en día, se conserva como un tesoro antiguo y único.

Alquezar pueblo medieval

Alquezar Huesca

La carretera que llega desde Huesca es estrecha y arbolada, y nos hace imaginar que nos acercamos a un lugar especial. El paisaje es precioso y calmado, cuando de repente llegamos. Con asombro descubres una prueba viva de nuestra historia. Enclavado en una zona de barrancos, casas de piedra celósamente restauradas que se apoyan en la ladera, la bonita iglesia de San Miguel  Arcángel en la parte baja y el imponente Castillo Colegiata de Santa María coronando la estampa.

Alquezar de noche

Castillo Colegiata de Santa Maria Alquezar noche

Callejon Alquezar noche

Alquézar surge en el siglo IX como fortaleza de defensa musulmana. Castillo que sería conquistado y cristianizado. Con el paso del tiempo dejó de tener valor defensivo y pasó a ser un priorato, con lo que tomó relevancia y riqueza, y a sus pies se fue asentando un pueblo. Hoy día perdura como un magnífico conjunto medieval, cuyo Castillo Colegiata encierra tesoros, que parece mentira que hayan estado allí custodiados durante siglos: frescos, esculturas, retablos, pinturas…

Almenas castillo Alquezar

Claustro Castillo Colegiata de Alquezar

Castillo Colegiata de Santa María Alquezar frescos

Altar Colegiata de Santa Maria Alquezar

La gente de Alquézar sabe que poseen un pueblo rico en historia y por eso lo guardan como un museo. En los últimos 25 años ha ido convirtiéndose en parada para viajeros que, desde todo el mundo, vienen a disfrutar de su antigüedad, su belleza y su calma.

Calle de Alquezar

En Alquézar hay un hotelito con mucho encanto, Casa Alodia. Se distribuye entre dos casas recuperadas con cariño y dedicación. Muy acogedoras, con sabor a lo que es Alquézar, y a la vez un toque singular, donde el viajero se siente muy a gusto. Habitaciones decoradas con detalle, cada una diferente, que animan al descanso y a disfrutar del momento. Y por la mañana, te dan los buenos días sirviendo a pie de cama un abundante y variado desayuno, con productos artesanales y de la tierra.

Hotel rural Casa Alodia entrada Alquezar

Hotel Casa Alodia salón chimenea Alquezar

Habitacion Hotel Casa Alodia Alquezar

Por si fuera poco, Alquézar se encuentra dentro del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, importante refugio de aves rapaces, como águilas reales, halcones o quebrantahuesos. Un lugar perfecto para acercarse a la naturaleza, pasear o hacer largas caminatas y rutas que llevan hasta pinturas rupestres, como la del Ciervo de Chimiachas, dibujado hace 22.000 años.

El parque es también muy apreciado por los aficionados a la escalada y el barranquismo.

Castillo de Alquezar

Alquézar es un pueblo para ir a sentir su silencio, la historia que se respira por sus esquinas, vivir sus paisajes y pasearlos, y también saborear su gastronomía y su vino, pues es comarca del Somontano.

Hotel Rural Casa Alodia
Calle San Gregorio y Calle Arrabal, Alquézar (Huesca)
Tlf.: 626 35 18 16
www.casa-alodia.com

Turismo de Alquézar
www.Alquezar.org

[Texto y fotos: Carlos Montero]